Celos, una aventura amorosa entre Escorpio y Libra

Libra, regido por Venus, encuentra en el arte y la belleza su medio de realización personal. Una de sus virtudes más característica es su elocuencia, consigue comunicar lo que piensa con gran facilidad. Tiene una predisposición para generar armonía donde quiera que se encuentre. Aunque a veces no consiga desentrañar las verdades más ocultas de alguna situación, lo que le hará falible y por ende no conseguirá encontrar ese equilibrio por el que tanto se esfuerza. Cuando esto ocurra no debemos olvidar que, al fin y al cabo, la intención es lo que cuenta. El horoscopo de Escorpio nos muestra este signo como un ser misterioso, en el sentido de que casi nunca se consigue adivinar lo que está pensando o sintiendo.

Posee esa facultad de mantenerse impasible ante las situaciones más extremas, por lo menos así es como lo creen a todos, aunque en realidad siente tanto como cualquiera, sólo que es más resistente y reservado. Cuando Libra y escorpio entrecruzan sus destinos en la mañana de un día cualquiera, sienten cómo se les eriza la piel debido al fuerte magnetismo que se desprende del uno hacia el otro. Para Escorpio, cuyo mundo gira en la mayoría de veces, en torno a los deleites sexuales; en cierta medida, ejecutará una maniobra de seducción que casi no requiere esfuerzos.

Por lo general bastará una mirada, un leve movimiento de hombros, algún gesto sutil; desprendiendo de su cuerpo lazos invisibles que irán anudándose en el alma Venusina de Libra. Lo sensual estimula a lo sexual. Libra, mediante sus refinados encantos y su buen gusto, cautiva el punto débil de Escorpio, creando la atmósfera apropiada para que de este encuentro germine una apasionada relación. Está a punto de escribirse una de las más intensas historias de amor.

Luego del primer encuentro y tendidos ya los vínculos amorosos, asoman algunos hechos que a base de ser constantes desestabilizan el equilibrio de la pareja. Libra es un ser que necesita insertarse permanentemente en grupos sociales, participando de sus tratos, reglas y costumbres. Escorpio, que es más volcado a reservar para una ocasión especial todo lo que tiene por dar, preferirá una relación que no se abra tanto hacia las otras personas. Las actitudes liberales de Libra, aunque no sea su intención, despertarán los celos de Escorpio, tornándole agresivo y dominante. La manera en que Escorpio hará frente a sus dilemas internos será volviéndose más posesivo y controlador.

Las actitudes de Libra, que se siente muy feliz trabando relaciones sociales muy animadas con otras personas, generan inseguridad a los ojos de Escorpio. Éste prefiere establecer una relación duradera, pero la tiene muy difícil con el liberal Libra. Este obstáculo será el más grande problema que deberán enfrentar ambos. Uno se sentirá asfixiado, confinado en cuatro paredes que cada vez se estrechan más, y el otro verá cómo sus ilusiones de formar algo estable, centrado en la vida de dos personas, se desvanecen paulatinamente. Pero no hay por qué entristecerse, la química entre estos signos crea uniones tan sólidas que en muchos casos, la sola fuerza del amor mutuo, será más que suficiente para sobrevivir a cualquier naufragio.

ARTICULOS DE INTERES